Saltar al contenido
Medicamentos orales para la diabetes

Medicamentos orales para la diabetes: ¿Cómo funcionan?

Además de la insulina, existen varios medicamentos orales disponibles para tratar la diabetes tipo 2. Estos medicamentos ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre de diferentes maneras y se pueden usar solos o en combinación con otros tratamientos.

Tipos de medicamentos orales y su funcionamiento

Hay diferentes clases de medicamentos orales para la diabetes, y cada uno actúa de una manera específica:

  • Sulfonilureas: Estimulan al páncreas para que produzca más insulina. Ejemplos incluyen glipizida, gliburida y glimepirida.
  • Biguanidas: Reducen la cantidad de glucosa que produce el hígado y mejoran la sensibilidad a la insulina. La metformina es el medicamento más común de este grupo.
  • Inhibidores de la alfa-glucosidasa: Retardan la absorción de azúcares simples en el intestino. Ejemplos son acarbosa y miglitol.
  • Tiazolidinedionas: Ayudan a las células del cuerpo a usar la insulina de manera más eficiente. Pioglitazona y rosiglitazona son ejemplos de este grupo.
  • Inhibidores de la DPP-4: Promueven la liberación de insulina y reducen la producción de glucosa. Sitagliptina y saxagliptina son medicamentos de esta clase.
  • Agonistas del receptor GLP-1: Imitan una hormona que regula el apetito y promueven la liberación de insulina. Exenatida y liraglutida son ejemplos.

Consideraciones al elegir un medicamento

La elección del medicamento oral adecuado depende de varios factores, incluyendo:

  • El nivel de azúcar en la sangre del paciente.
  • La presencia de otras condiciones de salud.
  • Posibles efectos secundarios.
  • Costo y preferencias del paciente.

Conclusión

Los medicamentos orales para la diabetes ofrecen una variedad de opciones para ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Es esencial trabajar en conjunto con un endocrinólogo o médico especialista para determinar el tratamiento más adecuado y ajustarlo según las necesidades del paciente.